Los coches eléctricos son el futuro. De eso no hay duda. Y aquí en AEQ mostramos un cariño especial hacia este tema, pcoche electricoor eso hoy volvemos a hablar del vehículo eléctrico.

Hace unas semanas mis compañeros Jesús Miranda y Santiago Blanco escribían acerca del Vehículo eléctrico compartido en las grandes ciudades y de un viaje conduciendo un Nissan Leaf, respectivamente.

El segundo artículo demostraba que es posible salir de viaje un domingo con la familia en un vehículo eléctrico (VE). Pero lo que no hemos demostrado aún es si un madrileño puede ir de vacaciones en su coche eléctrico y que le resulte rentable.

 

¿Cuáles son las mejores opciones?

 

Primero echemos un vistazo al mercado del coche eléctrico y fijémonos en dos parámetros importantes: kilometraje y precio. Es difícil encontrar un vehículo eléctrico que pueda conducir sin parar durante más de 250 kilómetros, es decir, no podríamos realizar ni medio trayecto de Madrid a Marbella que está a unos 580 kilómetros.

renault zoePor lo tanto, si investigamos qué puede ofrecernos el mercado con un alcance de alrededor de 300 km, encontraremos que solo cinco coches se ajustan al perfil. Actualmente el más vendido es el Renault ZOE, con una autonomía anunciada de 300 km a un precio de 23.000€ más la cuota mensual que mantiene la batería del vehículo. Este modelo es el que se utiliza para el reciente carsharing fruto de la colaboración entre Renault y Ferrovial: ZITY

Con mayor autonomía tenemos el Nissan Leaf nuevo con una autonomía de 378 km a un precio de 33.750€

Pero si queremos algo con más potencia, a continuación os comento la autonomía de tres modelos de Tesla. El Tesla Model X 100D con una autonomía de 565 km, la segunda version del Tesla Model 3 con una autonomía 500 km y finalmente el Tesla Model S llegando a unos sorprendentes 594 km. Sin embargo, el coche más económico vendido en España por Tesla cuesta alrededor de 86.000 € y por esa razón los excluiremos de este ejemplo.

La autonomía de un coche eléctrico se basa en la velocidad en carretera y no en autopista, y en temperatura estándar, es decir, en invierno lanissan leaf nuevo autonomía puede disminuir hasta un 10% conduciendo a la misma velocidad.

Si quisiéramos, por tanto, disponer de 78 km más para nuestro trayecto vacacional y, para ello, nos decidiéramos por el Nissan Leaf nuevo en vez de por el Renault ZOE, esos kilómetros de más nos costarían 1.750€ adicionales que deberíamos pagar para ir de vacaciones un poco más tranquilos, ya que de eso se tratan las vacaciones.

¿Puedes llevarte tu vehículo eléctrico de vacaciones?

 

Puesto que nos hemos decidido por el Nissan Leaf nuevo para hacer este viaje de 600 km desde Madrid a Marbella, tendremos que cargarlo a mitad de camino. Un coche diésel / gasolina normal tiene un alcance de 600 km / 1.200 km, respectivamente. Si condujéramos hasta Marbella desde Madrid con el Renault ZOE, que tan solo tiene unos 20 km de sobra, deberíamos parar dos veces a recargar el vehículo, mientras que con un coche de combustible convencional tendríamos que parar 1 o ninguna.

Debemos tener en cuenta que, al igual que en el consumo regular de gasolina o diésel, lo que consume un vehículo eléctrico tiene mucho que ver con la velocidad, la temperatura exterior, la pendiente del camino, el uso de la climatización, la cantidad de tráfico y, por supuesto, la agresividad con la que se conduce.

Lamentablemente,hoy por hoy no te recomendaría llevar un vehículo eléctrico para realizar este trayecto, puesto que el camino más corto a Marbella es tomar la A4 hasta Bailén y luego salir por la A44 hasta las afueras de Granada. En esta ruta, no encontrarás ninguna estación de carga a menos que salgas de la carretera. Lo mismo ocurre con el resto de la ruta, aunque ya no importaría porque te habrías quedado sin batería a mitad de camino.

En un Renault ZOE, este viaje te llevaría cerca de 10 horas. En un coche diésel o gasolina, tardarías poco menos de 6 horas en realizar este trayecto con dos paradas cortas a echar gasolina y descansar.

Por otro lado, tanto el Nissan Leaf nuevo como la gama de Tesla te permiten hacer el viaje con un poco menos de dos cargas. Pero esto nos lleva a una desafortunada conclusión: España aún no está lista para una transición completa al vehículo eléctrico. ¿El motivo principal? No hay suficientes puntos de recarga en España.

¿Hay suficientes puntos de recarga de vehículo eléctrico en España?

 

Está claro que el vehículo eléctrico todavía tiene un largo camino por recorrer en nuestro país. Hasta que no alcance la autonomía de un coche de combustible diésel o gasolina, quizás no será del todo rentable adquirir un coche eléctrico.

Sin embargo, la tecnología promete mucho en este campo. Con el paso del tiempo, las baterías utilizadas en los modelos eléctricos de las diversas marcas deberían estar disponibles a un precio más asequible, provocando un cambio en la sociedad que demandará cada vez más vehículos eléctricos.

Cuando se trata de puntos de recarga, todo debería ir encaminado hacia la sostenibilidad. A finales de 2016 había una ratio de ocho estacionesPunto de recarga eléctrica de carga por vehículo. Esto se traduce en demasiados puntos de recarga, debido en gran parte a que las infraestructuras se construyeron pensando en los años venideros. Actualmente, la proporción correcta para los próximos años debería ser de 3 puntos de recarga por coche, pero una vez que los coches eléctricos sustituyan a los vehículos convencionales en número, un ratio de 1,8 puntos de recarga por vehículo debería ser suficiente para alcanzar un grado de sostenibilidad satisfactorio.

La matemática es muy simple, una estación de carga en el lugar de la vivienda y otra en el lugar de trabajo, es decir, donde nuestros vehículos pasan la mayor parte del tiempo aparcados, y luego algunos puntos de recarga más en la vía pública. En las principales ciudades como Madrid, los puntos de recarga pública se convertirán en un desafío con el aumento de vehículos eléctricos circulando, pero eso todavía no es una preocupación real, ya que estos vehículos de potencia alternativa siguen siendo solo una parte residual de todas las ventas de automóviles.

En 2016 España y Portugal anunciaron un consorcio para construir infraestructuras de vehículos eléctricos a lo largo de dos áreas de la península. Son el Corredor Atlántico y el Mediterráneo. El objetivo es construir puntos de recarga RTE-T a lo largo de las carreteras para conectar la península con el resto de Europa que está muy por delante de estos dos países en este tema.

El futuro eléctrico de España

 

Podemos llegar a la conclusión de que lo que falta en España es la instalación de puntos de recarga junto a las autopistas, algo que ya se está desarrollando en asociación con Portugal y la Unión Europea. Sin embargo, se necesita un mayor esfuerzo.

Si realmente queremos reducir las emisiones de CO2 y reemplazar la totalidad de los vehículos convencionales por eléctricos, las infraestructuras deben construirse, la tecnología debe avanzar y abaratarse, y lo más importante de todo, las personas debemos ser capaces de encontrar un equilibrio económico para que el coche eléctrico nos resulte rentable.

 

energía renovable AEQ

 

Newsletter mensual. Te podrás dar de baja cuando tú quieras. No compartimos tus datos.

¿Cuanto sabes de energía?

Juega con nosotros contestando a unas sencillas preguntas y participa en el sorteo de una estancia para dos en un Parador de España.

Juega