José SalmerónLos cambios regulatorios que ha aprobado el Gobierno en el consejo de ministros del pasado día 5 parece que traen cambios positivos para los consumidores. A corto plazo la suspensión temporal durante 6 meses del impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica deberá hacer bajar el precio del mercado diario de electricidad y reducir el precio de la electricidad que paguen los consumidores acogidos al PVPC (tarifa doméstica regulada) o aquellos con un precio de suministro indexado al precio del pool. Los consumidores que tienen un precio fijo en vigor no podrán disfrutar, en todo o en parte, del efecto si no renuevan sus contratos antes del segundo trimestre de 2019.

El precio de mercado también se reducirá mientras dure la exención del impuesto especial de hidrocarburos al gas natural destinado a la generación de electricidad, que afecta al coste de generación de los ciclos combinados de gas y al precio que éstos ofertan en el mercado de generación. Aunque los ciclos combinados de gas natural no sean una parte importante de la generación en España y a pesar de que en muchas horas el precio lo marque la generación hidráulica embalsada, como ésta compite con las tecnologías más caras para generar, si bajan los costes de generación de los ciclos combinados por efecto de la exención del impuesto también lo deberá hacer la generación hidráulica si quiere ser competitiva.

Pero todo lo anterior tiene un efecto que los reguladores no han previsto, por desconocimiento de cómo funciona el mercado y la manera que tienen los comercializadores de provisionarse de energía y trasladar el coste a sus clientes. Los suministros de precio fijo que los Swap financiero BBVAcomercializadores ofrecen y firman con sus clientes tienen como referencia el precio a plazo de la electricidad, no el precio del mercado diario. El precio a futuro se fija mediante la negociación de coberturas financieras, los denominados swaps de electricidad, que aseguran un precio medio de la electricidad para un periodo y una cantidad constante de energía.

En este mercado de swaps intervienen operadores que deben gestionar el riesgo de precio de su actividad, como comercializadores y generadores, pero también operadores que “apuestan” a la evolución del precio de la electricidad, tomando posiciones de compra o venta y aportando liquidez de demanda y oferta para que los operadores que necesitan cubrir los riesgos de su actividad tengan la posibilidad de realizar coberturas. Estos operadores, bancos, fondos de inversión y departamentos de trading de compañías energéticas necesitan que exista previsibilidad y estabilidad regulatoria para intentar anticipar la evolución del precio de mercado y de las variables fundamentales que lo determinan. En ausencia de una normativa estable, que no afecte de manera arbitraria a la evolución del precio de la electricidad, muchos operadores que participan en el mercado de swaps de electricidad decidirán abandonar el mercado y centrarse en otros cuya regulación sea estable y cuya formación del precio responda únicamente a la evolución de las variables fundamentales de los costes y la evolución de la demanda.

Pues lo anterior es justo lo que acaba de pasar en el mercado español de electricidad. El mercado de referencia de energía a plazo ha empezado a perder liquidez por la inestabilidad regulatoria generada por las últimas medidas fiscales, lo que llevará a que las coberturas de precio sean más caras para los comercializadores y, consecuentemente, los precios de los clientes suban. La subida no saldrá en los periódicos, que solo se fijan en el precio del mercado diario y no en los precios que pagan los consumidores, pero no me cabe duda de que las medidas actuales serán perjudiciales para los consumidores en el futuro, por la subida de precio que conlleva la pérdida de liquidez del mercado de electricidad a plazo.

AEQ Renovable

 

Newsletter mensual. Te podrás dar de baja cuando tú quieras. No compartimos tus datos.

¿Cuanto sabes de energía?

Juega con nosotros contestando a unas sencillas preguntas y participa en el sorteo de una estancia para dos en un Parador de España.

Juega