La energía se está convirtiendo cada vez más en una preocupación para todo tipo de empresas. Pequeñas, medianas o grandes empresas están buscando una manera de no solamente reducir el coste de sus consumos de energía, sino también de mejorar la forma en que sus clientes y proveedores los perciben. A la cabeza de esta tendencia están las compañías tecnológicas o Tech-Companies.

Un ejemplo de esta tendencia es Apple. Este gigante de la tecnología es una de las grandes marcas que están “forzando” a sus proveedores para que se conviertan en verdes. Claramente, esto va en línea con una política específica de la compañía que se anunció en el mes de marzo por la que todas sus instalaciones y Data Centers (estos últimos son grandes consumidores de energía) operan solamente con energía verde. Como esta es una de las mayores preocupaciones de Apple, han intentado hacer cambiar a sus proveedores para que se comprometan a hacer lo mismo – convertirse 100% a energía verde.

Apple puede ser una de las compañías líderes en la reducción de huella ecológica, pero no es la única. De hecho, Apple es solamente la cuarta en un ranking de 10 empresas que generan una gran cantidad de energía solar a través de sus propios paneles solares. Sorprendentemente, Target lidera este ranking con una potencia instalada de 203,5 MW en sus propios paneles solares.

AEQ Energía, verde

¿Qué hizo cambiar a las Tech-Companies?

 

Todo empezó en 2010 cuando Greenpeace publicó un informe que acusaba a los Data Centers de consumir cantidades astronómicamente elevadas de electricidad que procedían principalmente del carbón.

Se estima que en 2016 los Data Centers representaban cerca de 1,8% de toda la energía consumida en los Estados Unidos, esto sin incluir el resto de las instalaciones y fábricas de las compañías que utilizan estos servidores masivos de acumulación de información.     

En mi opinión, un informe de Greenpeace no debería ser suficiente para hacer cambiar la política energética de estas grandes compañías, pero las Tech-Companies siempre han sido pioneras en introducir buenos e innovadores principios en sus valores corporativos. Por eso convertirse a renovable estaba totalmente en línea con lo que era el próximo paso en el negocio.

Los años 90 y la primera década del milenio fueron particularmente favorables para estas compañías, que disponen ahora de mucho dinero para invertir. Inversión que, en parte, se dirige a reducir su huella ecológica por motivos de responsabilidad social corporativa y también comerciales.

Así que la respuesta a la pregunta qué hizo cambiar a las Tech-Companies sería: los mercados provocan que las Tech-Companies se conviertan en verdes.

Verdadera Preocupación Medioambiental

 

Independientemente de utilizar el medio ambiente como palanca para conseguir clientes e ingresos, Tech-Companies han comenzado a mostrar una preocupación medioambiental real. Desde 2010 muchas de ellas han decidido dar el siguiente paso y abastecerse 100% de energía renovable. Algunos ejemplos son Google, Apple, Microsoft e Intel que, aunque tengan objetivos y plazos diferentes, se han comprometido a lo mismo.

El impacto que estas empresas tienen va más allá de su propio consumo de energía.  En realidad, empresas como Google “tienen el poder de cambiar el mercado de energía”, como ha dicho Michael Terrel, Director de Política energética de Google, a USA Today.

El compromiso de estas empresas conllevará la obligación de que sus proveedores de componentes y servicios se conviertan también en verdes, con suministro de energía 100% renovable.

AEQ Energía, Certificado

 

Con una mayor demanda de energía verde, el carbón ha visto reducida su participación en la generación eléctrica en EE. UU. que tiene grandes estados productores de carbón, como Virginia.

Este es el mismo estado en el que Microsoft ha decidido construir su nuevo Data Center que, por supuesto, será totalmente alimentado con energía renovable. Para ello se anunció la mayor compra de energía solar por parte de una empresa en los Estados Unidos. El Data Center de Microsoft obtendrá toda la electricidad que necesite de dos nuevos campos de paneles solares en Virginia.

Las compañías tecnológicas no solo están comprando toda la energía verde que puedan, sino que también están instalando sus medios para generar estas energías limpias. En el campo de la tecnología, Apple, Amazon y Microsoft están equipando sus instalaciones con paneles solares además de tener sus propias hectáreas de turbinas eólicas.

El Resultado Final

 

Ya que casi todos los gigantes de la tecnología tienen sede en Silicon Valley, los beneficios de contratar suministro 100% renovable se ven mejor en territorio americano. Desde 2008 las energías renovables han evolucionado pasando del 9 al 18% en el mix de energía consumida en la red eléctrica americana. En cambio, carbón y gas natural han reducido su cuota. Si analizamos la inversión total en energías renovables procedente de empresas, se puede observar que alrededor del 50% de estas empresas pertenecen al sector tecnológico. Y, parece ser que prefieren la energía solar, ya que afirman que es más fácil de instalar y gestionar. Amazon y Apple son dos de las diez compañías con mayor cantidad de paneles solares instalados en los EE. UU., y ambas son del ramo tecnológico. Seis de esas diez son de ventas al por menor y las dos restantes pertenecen al sector inmobiliario.

Me gustaría terminar este post con una pequeña reflexión sobre la situación en España, ya que debería tomar como ejemplo estas compañías estadounidenses. Es cierto que algunos gigantes empresariales españoles ya están tomando la iniciativa como, por ejemplo, Inditex. Aunque solo use energía limpia en algunas de sus instalaciones (España, Bélgica, Alemania y Polonia) representando tan solo el 41% del consumo total de la compañía.

Otra compañía que parece querer convertirse en verde es El Corte Inglés. La empresa minorista española se ha comprometido seriamente a reducir su consumo de energía. Desde 2008 han disminuido su consumo energético en un 19% y sus emisiones de CO2 en un 17%. Sin embargo, las energías limpias solo suponen un 26% de su consumo total.

Todo esto indica que estas empresas están todavía muy por detrás de las compañías americanas mencionadas, puesto que obtienen su energía limpia de comercializadoras eléctricas que ofrecen energía renovable como AEQ para algunas de sus instalaciones, en lugar de invertir en sus propios paneles solares o turbinas eólicas como ya hacen Apple, Amazon, Microsoft, Kohl's y muchos más.

En cambio, a otras empresas españolas les queda un camino aún más largo por recorrer como, por ejemplo, Mercadona y Telefónica que aún no han establecido objetivos específicos en sus políticas energéticas en lo que respecta a la energía verde. 

AEQ Energía, Eolica,

 

Newsletter mensual. Te podrás dar de baja cuando tú quieras. No compartimos tus datos.

¿Cuanto sabes de energía?

Juega con nosotros contestando a unas sencillas preguntas y participa en el sorteo de una estancia para dos en un Parador de España.

Juega