Antes de llevar a cabo nuestro análisis sobre los resultados obtenidos en la última subasta de renovables, se muestra en la siguiente tabla los resultados publicados en la resolución del 27 de julio de 2017 del BOE Núm. 179 por la que se resuelve el procedimiento de subasta para la asignación del régimen retributivo específico al amparo de lo dispuesto en el RD 650/2017:

subasta renovables, fotovoltaica

Finalmente se ha llegado a la adjudicación de más de 5.000 MW, pese a la incertidumbre generada por la cláusula de confidencialidad. Estos resultados dejan como triunfador a Cobra Concesiones S.L., filial del Grupo ACS, la cual se ha adjudicado 1.550 MW de potencia fotovoltaica. La segunda empresa con mayor número de MW asignados fue Alfanar, con 720 MW de eólica, seguido de X-Elio Energy, con 455 MW de fotovoltaica. Cabe resaltar además de las empresas anteriormente citadas por el gran volumen de potencia adjudicada, a Desarrollos Fotovoltaicos Meridionales (Forestalia), con 316 MW de fotovoltaica, que incrementa el número total de MW adjudicados en los últimos años, llegando a un total de 1.816 MW.

En el siguiente esquema podemos ver porcentualmente la adjudicación de potencia instalada según tecnología:

subasta renovables, fotovoltaica

Como se puede ver en el esquema anterior, la tecnología fotovoltaica ha sido la gran triunfadora de la subasta, adjudicándose un 78% de la totalidad de la potencia finalmente ofertada. Estos resultados ratifican lo esperado:

  • Máximo descuento posible según su tecnología, incluso con mayores descuentos que en la subasta del pasado mes de mayo (El porcentaje de reducción resultante en la subasta para la tecnología fotovoltaica fue de 69,88% y para la tecnología eólica de un 87,08 %).
  • Adjudicación de una mayor capacidad de lo inicialmente ofertado debido a la posible ampliación de MW ofertados según se establecía en la cláusula de confidencialidad.
  • Incremento en la asignación de potencia instalada para la tecnología fotovoltaica con respecto a la subasta del pasado mayo.

El gobierno haciendo uso de la información obtenida en la subasta del pasado mayo ha conseguido alcanzar sus objetivos a corto plazo:  

  1. Conseguir el compromiso de los inversores de aumentar para el 2020 la potencia instalada de energía renovable y por tanto incrementar la producción de electricidad   en el mix eléctrico de energías limpias. De esta forma nuestro gobierno cumpliría con los objetivos consensuados con nuestros socios europeos.

      2. Conseguir el objetivo anterior al menor coste posible para los consumidores.

      3. Reconciliarse con el sector fotovoltaico, ya que existía gran descontento con el gobierno por considerar que las subastas no son tecnológicamente neutras.  Por lo que la adjudicación de gran cantidad MW para promotores fotovoltaicos, ha conseguido en cierta manera disminuir el descontento del sector con el gobierno.

La apuesta por el gobierno ya está hecha y veremos si toda la potencia adjudicada se consigue instalar antes del 2020. Estamos hablando de la instalación de más de 8.700 MW de potencia (teniendo en cuenta las 3 últimas subastas realizadas), repartiéndose por tecnologías de la siguiente manera:

subasta renovables, fotovoltaica

Según los resultados obtenidos, ¿qué podría pasar en un futuro?:

  • La financiación parece complicada en el panorama actual, y muchos de estos proyectos aún no disponen de ella, muchos proyectos podrían no materializarse por falta de financiación.
  • Hay poco tiempo para materializar el proyecto y cumplir con los hitos establecidos. Se podrían perder las garantías aportadas o incluso la opción a ser destinatario de la asignación del régimen retributivo específico en el caso extremo de no tener en funcionamiento la instalación antes de 2020.
  • La gran cantidad de potencia adjudicada a un pequeño número de empresas, puede provocar que debido a la dificultad en la financiación y el corto plazo de ejecución existente para materializar el proyecto busquen la cesión de una parte de los MW adjudicados a otras empresas y no perder parte de las garantías aportadas.
  • La entrada de todos estos MW dentro del mercado eléctrico español, podría provocar una bajada de los precios del pool.
  • Viendo que el modelo de subastas español ha conseguido cubrir con creces los cupos subastados a un bajo coste, este sistema o sistemas similares podrían ser replicados en otros países.

Veremos en unos años si estas subastas consiguen los objetivos perseguidos por el gobierno, de los cuales el único que conocemos hasta la fecha es alcanzar el 20% de energía renovable en el año 2020, según lo establecido en la Directiva 2012/27/UE. Tenemos que seguir insistiendo al gobierno en apostar por una política energética meditada, consensuada con todos los sectores afectados y largo placista.

Newsletter mensual. Te podrás dar de baja cuando tú quieras. No compartimos tus datos.

¿Cuanto sabes de energía?

Juega con nosotros contestando a unas sencillas preguntas y participa en el sorteo de una estancia para dos en un Parador de España.

Juega