Antes de analizar la figura de consumidor directo, es necesario aclarar que cualquier tipo de contratación del suministro eléctrico tiene un riesgo asociado, determinado en gran medida por los siguientes factores:

  • VOLATILIDAD DEL PRECIO DE MERCADO

El precio de mercado, tanto el del mercado diario como el de cada uno de los intradiarios y del recién estrenado intradiario continuo, presentan una gran volatilidad debido a diferentes factores como la rigidez de la demanda, las condiciones climatológicas, la generación, el precio del CO2 y los precios de los distintos combustibles.

Evolución PMD 2017PMD medio semanal 2017PMD pool medio horario

  • EXACTITUD DE LAS PREVISIONES

Es muy importante de cara a minimizar la penalización por desvíos. Además, influye de manera importante en los precios de mercado, pues un error en las previsiones puede suponer la visita de un agente al mercado para ajustarlas, afectando con ello a los precios.

  • PERFIL DE GENERACIÓN ALEATORIO DE LAS DISTINTAS INSTALACIONES GENERADORAS

Cada tipo de generación presenta un perfil diferente, y mientras que tecnologías como el ciclo combinado o los carbones son bastante planas, otras como la hidráulica fluyente o sobre todo las eólicas, tienen perfiles bastante más aleatorios. Esto tiene gran afección en la formación del precio de mercado, ya que pueden comenzar a generar en horas de poca demanda (por ejemplo, durante el valle), minorando el precio de mercado.

  • DEMANDA

La demanda se caracteriza por presentar una gran estacionalidad en distintos niveles: diaria, semanal y estacional (invierno-verano). Los consumidores para no perder competitividad deberán participar cada vez más activamente en la gestión de la demanda. A día de hoy ya hay mecanismos por los que grandes consumidores pueden participar en mecanismos de ajuste del sistema de una forma activa, como es la interrumpibilidad, y es posible que cada vez sean más.

Todo ello genera un riesgo a la hora de comprar la energía, que se reflejará en mayor o menor medida en las diferentes opciones de contratación del suministro eléctrico.

¿Qué es ser consumidor directo?

 

Esta figura ofrece la posibilidad de poder comprar la electricidad directamente en el mercado mayorista a los consumidores. Les permite acudir directamente, o a través de un representante como AEQ, al mercado diario mayorista (OMIE) para realizar las compras de sus previsiones horarias de consumo.

¿Cómo podemos operar en el mercado siendo consumidor directo? 

 

El consumidor directo debe asumir una serie de obligaciones frente a distintos agentes:

  • OMIE (también conocido como Operador del Mercado u OM): Obligación de pago de la energía comprada.
  • REE (Operador del Sistema u OS): Obligación de pago de los costes del sistema.
  • Distribuidor: Obligación de pago de los peajes de potencia y energía.

En el siguiente gráfico podemos ver las diferentes modalidades de representación:

Consumidor directo

 

Cuando un consumidor desee actuar como Consumidor Directo, puede hacerlo a través de tres modalidades distintas:

  • Sin representante

Un consumidor directo sin representante es aquel que asume toda la responsabilidad de la operación de compra de su suministro.

En este caso, el consumidor requerirá de herramientas y recursos para realizar la operación directamente, y para ello, necesitará incluirlas desde su propia estructura o bien puede delegar esta función en asesores y empresas que actúen en su nombre (utilizando su certificado de cliente final ante el OM y el OS). Aun así, estos asesores o empresas no asumirán la responsabilidad de la operación ante el OM ni ante el OS. En esta modalidad el consumidor deberá aportar las garantías exigidas por el OM y OS y abonar desvíos sin posibilidad del efecto de compensación de una cartera.

  • Con representante en nombre ajeno

Un consumidor directo con representante en nombre ajeno es aquella modalidad en la que el propio consumidor actúa como sujeto de liquidación, por lo que recibe todas las facturas y está obligado al pago y al depósito de garantías, y delega la parte de operación en un agente como AEQ.

En este segundo caso, además de lo anterior, el consumidor directo que escoja esta opción es responsable de la totalidad de los desvíos en que incurran sus consumos, esto es, sin efecto cartera.

  • Con representante en nombre propio

Un consumidor directo con representante en nombre propio, es aquel en que el representante actúa como sujeto de liquidación por lo que recibe las facturas y está obligado al pago y al depósito de garantías.

En este caso, se pueden beneficiar del neteo de desvíos entre las unidades de programación de toda la cartera de representación del agente.

Al ser el representante el sujeto de liquidación existe libertad en la relación entre el representante y el consumidor directo a la hora de la liquidación de la energía y el resto de costes, por lo que el representante puede ofrecer al consumidor directo modalidades más cercanas a un contrato normal de suministro (facturación mensual, financiación, evitar el depósito de garantías…)

Ventajas e inconvenientes de ser consumidor directo

 

Como en cualquier otro tipo de contratación de suministro eléctrico, existirán una serie de ventajas e inconvenientes:

ventajas e inconvenientes del consumidor directo

 

Como he indicado anteriormente un consumidor directo está exento de ciertos cargos a los que las comercializadoras están obligadas y que cargan a los consumidores de manera indirecta: aportación al fondo de eficiencia, el bono social y atendiendo literalmente a la redacción de la ley de haciendas locales tampoco soportaría la tasa municipal. La suma de todos estos cargos puede llegar, en el caso de suministros con tarifas 6.X, a 1 €/MWh, resultando:

consum direct

Otra de las grandes ventajas de esta modalidad es  tener la posibilidad de gestionar el riesgo de precio cerrando coberturas a corto, medio y largo plazo, reducir el riesgo de precio durante ciertos periodos de tiempo y aprovechando las oportunidades en el mercado de los precios de futuros. Estas coberturas pueden ser variables en volumen y fijadas en diferentes periodos de tiempo, aportando una flexibilidad en la gestión del riesgo:

consum direct 2

 

Conclusiones de ser consumidor directo al mercado

 

Podemos afirmar que, aunque dentro de todas las estrategias para el aprovisionamiento de electricidad, la figura de Consumidor Directo de Mercado no es una de las más populares en España debido a su complejidad y trabajo, conformando este grupo poco más 300 empresas.  Puede ser interesante en el caso de grandes consumidores que realicen un control exhaustivo de la gestión de su energía, tanto en el consumo como en las previsiones, consiguiendo reducir el precio de compra de la energía y coste del desvío. Además, los consumidores que decidan ser Consumidor Directo estarán exentos del pago de una serie de cargos, por lo que ya de por sí, lleva un ahorro implícito que puede llegar a 1 €/MWh. Este modelo es totalmente compatible con la participación en el mercado de futuros, ofreciendo al consumidor la posibilidad de cerrar coberturas en cualquier momento y aprovechar así las oportunidades de precio que ofrezca el mercado de futuros.

 

 

Newsletter mensual. Te podrás dar de baja cuando tú quieras. No compartimos tus datos.

¿Cuanto sabes de energía?

Juega con nosotros contestando a unas sencillas preguntas y participa en el sorteo de una estancia para dos en un Parador de España.

Juega