Área Clientes

Área Distribuidor

Aerotermia y aire acondicionado: la combinación perfecta para el verano

El verano llega junto al calor y, con él, la necesidad imperiosa de mantener el interior de los edificios fresco y agradable. Para poder combatirlo, la combinación de aerotermia y aire acondicionado emerge como una solución eficiente y sostenible para climatizar nuestros hogares y lugares de trabajo. Pero, ¿qué hace de esta combinación una opción tan atractiva? En este artículo de AEQ Energía te contamos con detalle su funcionamiento, sus ventajas y los diferentes tipos de instalaciones.

 

¿Cómo funciona la aerotermia con aire acondicionado?

Antes de nada, es importante entender cómo funciona este tipo de tecnología. La aerotermia aprovecha la energía contenida en el aire exterior para generar calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria de manera eficiente. Cuando se combina con un sistema de aire acondicionado, el proceso se simplifica. En esencia, el sistema de aerotermia extrae el calor del aire exterior incluso en condiciones climáticas adversas, lo que permite tanto la calefacción en invierno como la refrigeración en verano.

En cuanto al funcionamiento de la aerotermia con aire acondicionado, un compresor eléctrico impulsa el refrigerante a través de un circuito cerrado, absorbiendo calor del aire exterior y transportándolo hacia el interior del edificio para proporcionar refrigeración. En invierno, este proceso se invierte, extrayendo el calor del exterior y transfiriéndolo al interior mediante un ciclo de refrigeración inversa.

Por ejemplo, una comunidad de propietarios puede instalar aerotermia con aire acondicionado para mantener las estancias comunes con una temperatura agradable a la vez que son eficientes con el gasto energético. Además, este mismo sistema sirve para tener calefacción durante el invierno.

 

Ventajas de la aerotermia con aire acondicionado

La aerotermia con aire acondicionado es una combinación que se ha popularizado mucho en los últimos años debido a sus numerosas ventajas. Esta son algunas de ellas:

  • Eficiencia energética: utiliza una fuente de energía renovable y gratuita, reduciendo significativamente el consumo de electricidad en comparación con los sistemas convencionales de aire acondicionado. La aerotermia es ideal para autónomos y pymes que necesitan optimizar su gasto en energía al máximo.
  • Bajo impacto ambiental: al aprovechar una fuente de energía renovable, la combinación de aerotermia y aire acondicionado reduce las emisiones de CO2 y minimiza el impacto ambiental.
  • Versatilidad: además de proporcionar refrigeración en verano, la aerotermia también puede utilizarse para calefacción en invierno y para la producción de agua caliente sanitaria durante todo el año.
  • Confort térmico: gracias a su capacidad para ajustarse automáticamente a las condiciones climáticas y las necesidades del usuario, la aerotermia garantiza un confort térmico óptimo en todo momento.
  • Ahorro económico a largo plazo: aunque la inversión inicial puede ser mayor que la de los sistemas convencionales, la aerotermia con aire acondicionado ofrece un retorno de la inversión rápido debido a su menor gasto de mantenimiento.

En definitiva, estas son las principales ventajas por las que este sistema de refrigeración cada vez es más común en grandes empresas de todo el mundo. 

Tipos de instalaciones de aerotermia para aire acondicionado

Para terminar, vamos a ver los dos principales tipos de instalaciones de aerotermia para aire acondicionado.

Aerotermia aire-aire

En este tipo de instalación, la aerotermia se utiliza tanto para la calefacción como para la refrigeración del aire interior mediante un sistema de bomba de calor aire-aire. Hablando de su funcionamiento, el calor se extrae del aire exterior y se transfiere al interior durante el invierno para proporcionar calefacción, mientras que en verano el proceso se invierte para generar refrigeración.

Aerotermia aire-agua

La instalación de aire-agua para aire acondicionado utiliza la aerotermia para extraer calor del aire exterior y transferirlo a un sistema de agua. Este calor se utiliza para calentar el agua, que luego se distribuye a través de un sistema de radiadores, suelo radiante o para la producción de agua caliente sanitaria. Por otro lado, en el proceso de refrigeración, el agua fría generada por la aerotermia se utiliza para enfriar el aire interior, proporcionando así un sistema de aire acondicionado eficiente y sostenible. 

En conclusión, la combinación de aerotermia y aire acondicionado ofrece una solución integral para mantener nuestros edificios frescos y agradables durante los meses más calurosos del año. Con su eficiencia energética, bajo impacto ambiental y versatilidad, esta tecnología se presenta como la opción ideal para aquellos que buscan un sistema de climatización sostenible y económicamente viable. Y si tienes cualquier duda, pregúntanos y te recomendaremos la solución más adecuada para tu caso.

Autor

Comparte:

Facebook
X
LinkedIn

Noticias relacionadas