Área Clientes

Área Distribuidor

Baterías de condensadores y economizadores de energía para el ahorro energético

En la actualidad, el ahorro energético es un objetivo que se encuentra en la lista de prioridades de todas las empresas. La evolución del precio de la electricidad sigue afectando a los balances empresariales. Por lo tanto, evitar el gasto energético no solo conlleva un importante ahorro económico, sino también otros beneficios de peso. Por ejemplo, se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y contribuye a la consecución de modelos mucho más sostenibles y respetuosos con el medioambiente.

Baterías de condensadores y economizadores de energía

 

Una de las mejores estrategias para caminar hacia esa meta es recurrir a baterías de condensadores y economizadores de energíaEstas soluciones son aplicables tanto a la industria como a las pymes, los autónomos y el tejido productivo en general. Pero, para entender bien en qué consisten, hay que familiarizarse con el concepto de energía reactiva.

¿Qué es la energía reactiva?

 

Se mide en kVArh (kilo voltio-amperio reactivo hora) y su particularidad es que no se consume ni se transforma en calor. Está penalizada y repercute con importantes alzas en la factura eléctrica. Se suele recurrir a ella en maquinaria que se usa en la industria, como ascensores y otros aparatos que incluyen bobinas para su funcionamiento.

Además, supone otras desventajas, como:

  • Las maquinarias y equipos reducen su vida útil.
  • Las instalaciones pierden potencia.
  • Se producen caídas de tensión.
  • Los transformadores se recargan.

¿Qué es una batería de condensadores?

 

Es un equipo que posibilita reducciones del 100 % en la demanda de energía reactiva. Además, evita la penalización y ese coste no se repercute en la factura de la luz. Sumado a eso, contribuye a estabilizar y mejorar la calidad del suministro y la instalación eléctrica, lo que se traduce en un mejor dimensionamiento, capacidad y rendimiento.

¿Qué son los economizadores?

 

Estos dispositivos controlan el consumo para optimizarlo. Funcionan como filtros que ajustan la energía reactiva en el suministro para adaptarla a los requerimientos en cada caso y en cada periodo. Para ello, se valen de sistemas de control, administración, detección y compensación.

Ventajas de contar con estas soluciones

 

Las empresas que se deciden a instalar este tipo de soluciones notan los beneficios de manera inmediata. En este sentido, hay rendimientos económicos directos amortizables a corto plazo, además de un incremento de la capacidad de las líneas. No obstante, existen muchos más factores que influyen de forma positiva.

Incremento de la potencia de los equipos

 

Sumado a la mayor capacidad de las líneas y transformadores que se produce, está el aumento de la potencia de los equipos. Al reducirse la carga de los transformadores, es posible introducir otras mayores. Así, se pueden utilizar más equipos y maquinaria sin sobrecargar el sistema eléctrico. Por otro lado, se evitan interrupciones o cortes de energía y mejora la estabilidad de la tensión en la red. Además, disminuyen las pérdidas de calor.

Aumento de la eficiencia

 

La energía que se consume se emplea de manera más eficiente, con una optimización de la potencia y del consumo, y se reducen las pérdidas de energía. Lo mismo ocurre con la carga excesiva en los conductores y transformadores. Ello conlleva toda la serie de ventajas antes citadas, que repercuten en la vida útil de los equipos, el gasto y la potencia.

Se evitan penalizaciones

 

Las industrias o empresas que se dotan de una batería de condensadores evitan las penalizaciones del Estado, lo que supone importantes ahorros en la factura eléctrica.

Reducción de la huella de carbono

 

El menor consumo eléctrico y la mayor eficiencia que se logra con estos sistemas se traduce en una reducción de la huella de carbono. De esta forma, se tiende a formas de consumo más sostenibles, respetuosas con el medioambiente y eficientes.

Aumento de la rentabilidad empresarial

 

En términos generales, la disminución de los costes, la mayor duración de la maquinaria y la reducción de las necesidades de mantenimiento conllevan un importante ahorro. Esto, en último término, se traduce en un incremento de la rentabilidad de la empresa que adopta estas medidas.

¿Cómo se solicita y se acomete una instalación?

 

Cada caso concreto ha de ser estudiado para ofrecer una respuesta personalizada. En AEQ ofrecemos este servicio a través de partners especializados. En todas las baterías incluimos el servicio de instalación, por lo que el cliente puede despreocuparse hasta que estas se ponen en marcha. También incluimos el mantenimiento durante el primer año y una garantía de dos años.

Todos los componentes y piezas cuentan con su proceso íntegro de fabricación en España. Un equipo de instaladores cualificados se pone manos a la hora en el momento en que se recibe un pedido. Entonces se comienza la fabricación de la batería, lo cual va seguido de la instalación y el mantenimiento.

Evaluación y estudio personalizado

 

Los negocios que deseen informarse sobre estas opciones para optimizar y economizar sus suministros eléctricos pueden solicitar una evaluación y estudio personalizado. En este sentido, es importante recordar que las condiciones de la instalación pueden variar dependiendo de varios factores, como la ubicación, la potencia o el tamaño.

Son cuestiones que cambian según los deseos de la entidad que requiera el servicio. Incluso puede haber variaciones en el precio según la tecnología y las piezas utilizadas. Por eso, previamente a la realización del proyecto, tiene lugar una fase en la que se recaban los datos necesarios para concretar cada detalle.

Ahorro en la factura eléctrica

 

Desde AEQ prestamos este servicio de instalación de baterías de condensadores y de economizadores de energía. Además, ofrecemos varias soluciones en el ámbito de la energía fotovoltaica y de las renovables en general. A esto se suman otras de almacenamiento de datos y monitorización de consumos.

Todas estas soluciones contribuyen al ahorro energético y al consumo sostenible. En concreto, tanto las baterías como los economizadores compensan el factor de potencia, reducen las penalizaciones, estabilizan el voltaje y aumentan la capacidad de carga. No lo dudes y descubre todos nuestros productos si quieres reducir tu consumo energético y aumentar la rentabilidad de tu empresa.

Autor

Picture of AEQ Energía

AEQ Energía

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Noticias relacionadas