Área Clientes

Área Distribuidor

Tarifa DHS: La mejor tarifa de luz para tu coche eléctrico

En el post de la semana anterior entrábamos en materia sobre el tema del coche eléctrico y su mantenimiento. Seguimos hablando esta semana del vehículo eléctrico y de nuestra especialidad: LA ENERGÍA.

La Energía que necesita tu coche

 

Ricardo SalesEn nuestro ejercicio de amortización llegamos al punto fuerte del coche eléctrico, y es el ahorro que se obtiene en el coste del combustible. Pese a que en España el coste de la electricidad es elevado comparado con nuestros vecinos europeos, la carga del coche eléctrico en nuestro domicilio ofrece interesantes ahorros, especialmente si se realiza una gestión correcta de la energía.

Por gestión de la energía, entendemos tener la tarifa que mejor se adapta a nuestras necesidades con la potencia contratada correcta y cargar el coche en las horas en las que el precio nos permite conseguir el mayor ahorro.

Desde AEQ siempre recomendamos contratar la tarifa DHS, más comúnmente denominada tarifa con discriminación horaria supervalle. La tarifa habitual de un domicilio es la 2.0A que tiene un solo periodo tarifario, lo que implica que los costes como el peaje de energía, los coeficientes de pérdidas o los pagos por capacidad son iguales para todas las horas del día, en cambio en la tarifa 2.0 DHS, hay distinción entre franjas horarias con costes asociados diferentes.

tarifa dhs

En la tabla anterior vemos qué periodo corresponde a que hora del día, siendo el P1 el más caro y el P3 el más barato, por lo que para que la carga de nuestro coche sea lo más barata posible deberíamos contratar una tarifa DHS y aprovechar las horas con precios bajos para realizar la carga.

En cuanto a la potencia, es un tema más complicado, ya que la potencia que contratemos la tenemos que pagar de manera fija y se factura de manera diaria, dispongamos de ella o no. Por eso, salvo que tengamos muchos elementos eléctricos en casa y requiramos una potencia contratada elevada, no nos conviene contratar mucha más potencia solo para que nuestro coche eléctrico se cargue más rápido.

Continuando con el ejemplo del SEAT Mii Electric tendríamos que cargar una batería de 36,8 kWh para tener una autonomía de unos 250 km. Con una potencia contratada de 7,2 kWh, en tan solo 5 horas cargaríamos un 80% de la batería y, teniendo en cuenta un 10% de pérdidas de la red, tendríamos unos 190 km de autonomía, suficiente para ir y volver de Toledo a Madrid cada día, pero pagaríamos una potencia contratada de 7,2 kWh que supondrían 348€ al año, impuestos incluidos. Con una potencia contratada de 4,4 kWh tardaríamos 8 horas en alcanzar el mismo nivel de carga aproximadamente y pagaríamos solo 213€ al año, a cambio tendríamos que cargar el coche durante un par de horas con P2, ligeramente más caro que el P3.

En cuanto a las horas óptimas para la carga, como ya hemos mostrado, son las horas comprendidas entre las 01:00h y las 07:00h de la mañana, 6 horas. A continuación, vamos a ver de manera práctica el coste de la carga, tanto para una carga a 7,2 como a 4,4 kWh. En el portal de transparencia de REE se puede ver el precio horario de cada día.

Término energía PVPC

 

Por ejemplo, para el pasado día 16 de diciembre de 2019, el precio medio de las horas correspondientes al P3 es de 0,04522€/kWh, por lo que el coste de la carga en 5 horas a 7,2 kWh es de 1,63€. Y, si tomamos la hora 24 y la 8 para el cálculo con 4,4 kWh de potencia, sería de 0,04956 €/kWh que por 8 horas son 1,74€.

Si añadimos el impuesto eléctrico y el IVA, el coste sería de 2,07€ para la carga en 5 horas y 2,21€ la de 8 horas. Si este diferencial de 0,14€ se mantuviera constante y cargáramos el coche todos los días del año (lo cual no es muy realista), sería una diferencia de 51,1€, menos que los 135 €/año que pagaríamos de más por tener una potencia contratada de 7,2 kWh. Por lo tanto, sale mejor cargar unas horas más el coche eléctrico con menos potencia que hacerlo más rápido pagando más potencia.

En el cálculo del coste del suministro para la carga del coche no vamos a incluir el coste en potencia, ya que es fijo anual la uses o no y, además, también la necesitas para el resto de componentes eléctricos del hogar, por lo que la imputación es difícil de realizar. Además, finalmente hemos elegido una potencia contratada de 4,4 kWh que es bastante común en los hogares españoles. Pero tampoco vamos a coger los 2,21€ de coste de la carga, ya que justo el día 16 de diciembre ha tenido un coste bastante reducido por lo que vamos a ser un poco más exigentes y tomaremos un coste de 2,5€ la carga.

Con esos datos, el coste a tener en cuenta para 100 km de autonomía sería de 1,32€ y, con un kilometraje de 15.000km al año, el coste anual sería de 198€. Para el mismo kilometraje anual, un coche gasolina con un consumo de 6l/100km y un precio estimado del litro de 1,339€, el coste anual del combustible ascendería a 1.205 €/año, 1.007€ de diferencia respecto al eléctrico.

¿En cuánto tiempo se amortiza la compra del coche eléctrico?

 

Ya hemos visto los que cuesta la adquisición, mantenimiento, combustible y demás costes entre la opción eléctrica y la de combustión tradicional.

Poniendo todos estos costes juntos, tenemos los siguientes datos:

amortizacion coche electrico

 

Al finalizar el primer año desde la fecha de compra, el coche eléctrico nos costaría unos 6.300€ más que uno de gasolina, pero con los ahorros anuales que va generando se amortizaría en poco más de 5 años, ya que al finalizar el sexto año desde la compra tendríamos un ahorro de unos 700€, si además se tiene la posibilidad de ser beneficiario de algún plan de subvención gubernamental, la amortización puede llegar a alcanzarse en el segundo año desde la compra.

A la vista de los datos, podemos concluir que anualmente el coche eléctrico reporta un ahorro de unos 1.400€ al año en el escenario que hemos dibujado, esto puede reducirse o ampliarse en función del kilometraje, del estilo de conducción, del uso habitual o no de aparcamientos y peajes, pero hemos procurado utilizar medias nacionales y validadas por terceros.

Muchas voces indican que el coche eléctrico es el futuro de la movilidad, pero gracias al ejercicio que hemos realizado podemos decir que empieza a ser el presente, eso sí, no es para todo tipo de conductor, pero si tienes posibilidad de cargarlo en tu domicilio y realizas trayectos de unos 25-30 km para acudir a tu puesto de trabajo no hay excusa para no pasarte al eléctrico.

Aun así, queda mucho por hacer en España en términos de infraestructura de puntos de recarga que, junto al descenso del coste de las baterías, ayudarán a que el coche eléctrico sea cada vez más interesante para un mayor número de conductores.

Y por supuesto, si ya sois de los que os movéis con un vehículo eléctrico aprovecha la tarifa DHS de AEQ para obtener todo el ahorro posible, sobre todo porque se acercan cambios regulatorios en la tarificación. Permaneced atentos a nuestro blog para conocer todas las novedades.

 

Autor

RICARDO SALES

RICARDO SALES

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Noticias relacionadas